Realizar un viaje de la manera más económica posible al sudoeste de Turquía, donde se encuentra una región con un gran patrimonio histórico artístico difícil de encontrar en ninguna otra parte del planeta, es un sueño para cualquier turista emprendedor, y es que por algo se le considera el lugar del mundo que tiene más ruinas antiguas por kilómetro cuadrado.  Ese sitio es la costa Licia, la llamada costa turquesa. Prepara un viaje a este lugar de Turquía y no te arrepentirás.

¿Cómo llegar?

Entre dos civilizaciones, entre dos mundos, Oriente y Occidente. Ahí se encuentra Turquía como puente de unión. Los vuelos internacionales llegan a los aeropuertos de Antalya, Bodrum, Izmer, y Dalaman, siendo éste el aeropuerto más cercano.

¿Cómo desplazarse?

Turquía cuenta con un gran servicio de autobuses que conectan las ciudades más importantes entre sí. Además, desde los aeropuertos se pueden alquilar coches. En las zonas costeras se pueden contratar cruceros a medida en las goletas, que es un barco tradicional turco.

imagen: fondear.com

La costa Licia está en el sur de Turquía, y se extiende por todo el litoral meridional. Si ya de por si el mar azul turquesa decora oníricamente este enclave, las montañas de Baba, Akdag y Bey, le dan un aspecto fascinante e imponente. Esta zona, junto a más islas pequeñas, configuran el antiguo reino de Licia.

imagen: krutani.ru

Clima

En la costa Licia el clima es mediterráneo. Las temperaturas son agradables durante todo el año, aunque en el verano los días de calor pueden ser importantes. Septiembre, entre los meses de estío, es el mejor mes para conocerla, y es que los días son cálidos y soleados pero con temperaturas medias de 24 ºC.

¿Dónde comer?

Recorrer la costa Licia y saborear la gastronomía típica de la zona es un reclamo difícil de rechazar, más aun si los ingredientes con los que se hacen los platos son los mariscos, las frutas, verduraslas hierbas locales.

Las ruinas antiguas de costa Licia

Visitar ruinas y yacimientos de tiempos inmemoriales rodeados de elementos naturales como acantilados, valles, costas y el mar; esto nos ofrece la costa Licia.

Uno de los encantos que esta región de Turquía tiene y que la convierte en uno de los destinos del país más visitados es su tranquilidad. Por muy tumultuoso y masivo que en un principio pueda parecer visitar ruinas arqueológicas, las multitudes que se pueden dar cita en estos yacimientos es todo lo opuesto, y es que nunca se ven desbordados por la afluencia grande de gente.

imagen: yachtcharter-turkey.org

Apenas 50 kilómetros separan Dalaman de Fethiye, una de las ciudades más emblemáticas de la costa Licia. Una parada obligatoria debe ser su Museo, donde se pueden admirar colecciones de cerámicas grabadas y muchos objetos de las civilizaciones que pasaron por esta región.

El mayor patrimonio arqueológico de esta zona lo constituyen las tumbas licias, el vestigio más importante que los licios dejaron para la historia de la humanidad.

imagen: mango-turcia.ru

Como reflejo de la importancia que las creencias religiosas tenían en sus vidas, los enterramientos fueron una respuesta a esa trascendencia, y es que excavaron cientos de tumbas en la roca caliza de los acantilados. La estructura arquitectónica de estas construcciones vista desde el exterior para nada parecen tumbas, ya que se edificaban como si fueran mansiones con sus puertas esculpidas, tejados a dos aguas y dinteles peraltados.

Ruinas excavadas en los acantilados, y también bajo el mar. Y es que eso es precisamente lo que hay en el golfo de Kekova con sus ruinas sumergidas.

imagen: paramelle.co.uk

Kekova es la isla más grande de la costa Licia, y en ella se encuentran sumergidos los restos de la antigua ciudad de Apollonia que fue destruida en el siglo II d.C. por un terremoto.

Más información con más destinos y viajes baratos, en los siguientes enlaces:

En este vídeo se puede ver un recorrido hecho a bordo de un barco cerca de las ruinas sumergidas en Kekova.

Etiquetas: , , , , ,